CIENTÍFICOS PLANEAN UN PERTURBADOR FUTURO DONDE SEREMOS JUZGADOS POR ROBOTS » Btv

BLOG

comp-1_000008

CIENTÍFICOS PLANEAN UN PERTURBADOR FUTURO DONDE SEREMOS JUZGADOS POR ROBOTS

La tecnología avanza a pasos tan agigantados, que pronto veremos cómo la robótica y la inteligencia artificial ocuparán un rol fundamental en nuestras vidas. Se relacionan dichos avances con el campo de la medicina, la ciencia, la astronomía o servicios básicos que mejoran nuestra calidad de vida, lo cual es recibido por la gran mayoría como algo beneficioso. Sin embargo, han surgido noticias que de cierto modo son inesperadas y por qué no decirlo, perturbadoras, ya que se han dado a conocer proyectos que involucran estas nuevas tecnologías en el campo del Derecho, nuevos proyectos donde se espera que en un futuro no muy lejano, las personas sean juzgadas por una inteligencia artificial y no por un juez o un jurado.

La primera noticia al respecto y que podría “ayudar” a los tribunales a decidir si las personas son culpables o inocentes, proviene de un equipo multidisciplinario de investigadores del University College de Londres, de la Universidad de Sheffield y de la Universidad de Pensilvania, quienes suministraron a una computadora información clave sobre 584 casos relacionados con los artículos 3, 6 y 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y le pidieron que determinara si había una “violación” o una “no violación” de los derechos humanos en cada caso. La computadora analizó el texto de cada documento usando un algoritmo de aprendizaje y pudo dar el mismo veredicto de sus homólogos humanos en el 79% de los casos. La esperanza de los impulsores de este proyecto es que la máquina ayude algún día a los bufetes de abogados a elegir en qué casos de derechos humanos puede ayudar. La máquina analizó el lenguaje utilizado en los documentos y unió esa información con hechos relacionados con los casos que le ayudaron a predecir los resultados, según el documento publicado en PeerJ Computer Science. Al respecto, Nikolaos Aletras, del University College  de Londres afirma que “no vemos un futuro en que la Inteligencia Artificial acabe reemplazando a jueces o abogados, pero  sí creemos que les resultaría útil identificar rápidamente patrones en casos que conducen a ciertos resultados, y también podría ser una herramienta valiosa para destacar qué casos tienen mayor probabilidad de representar una violación de la Convención Europea de Derechos Humanos”, aseguró el experto.

Por otro lado, estudiantes de las facultades de Derecho, Matemáticas y Programación de la Universidad Federal de Kazán, en Rusia, trabajarán en un proyecto conjunto para desarrollar un algoritmo autónomo capaz de emular la labor de un juez. Ilshat Gafúrov, rector de la Universidad de Kazán, declaró que “quisiera ver un sistema que sea capaz de ofrecer las variantes posibles de los fallos sobre la base de los datos disponibles. De no tener una información suficiente para dictar un veredicto, el programa debe mostrar qué falta exactamente”. Se espera que este “robot-juez” realice un escrutinio imparcial basándose en el análisis minucioso de la legislación del país y los precedentes judiciales, lo que permitiría reducir significativamente la influencia de los prejuicios, emociones e incluso delitos deliberados, como la corrupción. Un comunicado de la universidad declaró que “no planeamos transferir la autoridad judicial a manos de las máquinas ya que el veredicto debe tomarse siempre por una persona,  sin embargo, es crucial crear tal sistema que facilite llegar a una decisión justa”.  Los jóvenes científicos subrayan que tendrán como un gran desafío enseñarle al “robot-juez”  a interpretar las ambigüedades del texto, algo que es un desafío para cualquier sistema de asistencia de este tipo. Las recientes noticias relacionadas con incluir robótica e inteligencia artificial para determinar si una persona es culpable o inocente es por lo menos, preocupante y refleja un futuro bastante perturbador, ya que los científicos, al dejar de lado el llamado “juicio” propio de nuestra raza, capaz de analizar caso por caso, incluyendo sus matices, confían  más en los algoritmos realizados por un sistema artificial, carente de estas facultades. Si bien no plantean el reemplazo total de jueces y abogados durante los procesos judiciales y señalan que dicha tecnología estará al servicio de los humanos, esto será tan sólo el comienzo de un proceso inevitable, donde las máquinas ocuparan el rol de los humanos. Ya lo hemos visto en modernas granjas, donde máquinas asisten todo el proceso de producción sin ninguna intervención humana, dejando de lado el trabajo realizado por experimentados agricultores. No seamos ingenuos, en este caso, se avecina el mismo proceso, y si bien parece sacado de una película de ciencia ficción, una máquina será la que en el futuro decidirá nuestra suerte en los procesos legales. Las máquinas y no los humanos juzgarán si cometimos o no cometimos  algún delito… Una máquina decidirá si seguimos libres o nos privarán de libertad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS